5 Señales de tu cuerpo que has ignorado por demasiado tiempo

Actualizado: 19 de jul de 2019

Es frecuente que nuestro cuerpo, nos envíe señales de que necesitamos visitar a un médico, sin embargo aunque pueden ser muy molestas, mientras nos permitan medio llevar el día a día, insistimos en ignorarlas y llegamos al médico, en algunas ocasiones, más tarde de lo que deberíamos.


​​

1. ¡Conoces todos los baños!

Es común que al lugar que llegas preguntas dónde está el baño, y media hora después en el siguiente sitio, haces lo mismo, conoces la decoración del baño de todas tus amistades. Esto hasta cierto punto es normal, ya que no te recomiendo esperar hasta que estés en casa para ir al baño, pero tener el deseo de vaciar la vejiga cada que cambias de lugar no es normal, esto puede deberse a una infección de las vías urinarias crónica o quizá a una condición llamada Hiperactividad del detrusor o vejiga hiperactiva, la buena noticia, se puede controlar y puedes llevar una vida tan plena como antes de que comenzaras con esto.


​​

2. En el avión el mejor asiento es el del pasillo.

Claro a nadie le gusta viajar apretado, pero si escoges este lugar porque es más fácil ir al baño, o quizá porque no alcanzarías a llegar de otra manera, no es normal. Planear los viajes respecto a nuestro a hábitos miccionales no es algo que debemos de ignorar, evitar trayectos largos porque "luego no hay baños" o evitarlos porque "tenemos que parar cada 5 minutos" puede cambiar, las causas pueden ser varias, incluyendo que no se vacía bien la vejiga cuando vas al baño, o que simplemente la vejiga no tiene suficiente capacidad, o quizá es muy sensible a los cambios de capacidad de volumen, cualquiera que sea el caso necesitas acudir al urólogo.


​​

3. Duermes a todas horas menos en las noches.

Parece oportunidad de trabajo para un velador, pero si las veces que más vas al baño a orinar es en las noches, no es normal, lo ideal es que no te levantes ni una sola vez ya que todos necesitamos las 8 horas de sueño, pero se considera normal hasta una vez en la noche. Si excedes este número es hora de llamar a tu urólogo, no todas las causas son urológicas, en algunas ocasiones tiene que ver con la distribución de líquidos en nuestro cuerpo, o con alteraciones hormonales, lo importante es que necesitas revisarte, NO ES NORMAL A NINGUNA EDAD.


​​

4. En las reuniones prefieres no tomar nada porque no saldrás del baño.

Sí, después de tomar muchos líquidos es normal que vayas al baño, pero no es normal que sea a cada rato o prácticamente 5 minutos después de tomar un vasito de agua. Antes de llegar a la vejiga, los líquidos que tomamos primero pasan por distintas etapas que tardan mucho más que ese pequeño tiempo, si el tomar líquidos aumenta inmediatamente tus ganas de ir al baño es necesario que te revises.


​​

5. Ese dolorcito de espalda que nada más no se va.

Aquí pueden ser muchas las causas, pero esencialmente se resumen en causas ortopédicas (por la columna y los músculos) o causas urológicas, ambas muy comunes, no es recomendable que te la pases tomando analgésicos que te quitan el dolor por un ratito, es importante que visites a tu médico, las causas urológicas principales son infecciones crónicas y cálculos (piedras) en las vías urinarias, ambas pueden causar mucho a daño a los riñones (así como tomar algunos analgésicos) por lo que te recomiendo que veas a tu médico.


​​

6. Orinar sangre.

Este aunque no lo creas, mucha gente lo ignora, y es muy común que algunas personas hasta sepan que luego se les quita, para después aparecer en mayor o menor cantidad, en ningún caso es normal, y aunque en algunas ocasiones puede relacionarse con infecciones de las vías urinarias, no siempre es el caso, a veces puede tratarse de piedras, de algún quiste o incluso algún tumor en las vías urinarias, tranquilo, todo esto es tratable, pero CUANTO ANTES, MEJOR.

Hay muchas más señales que nuestro cuerpo nos envía de tanto en tanto, pero lo importante es no quedarte con la duda, acude con un urólogo, o con tu médico general o familiar de confianza el decidirá si es apropiado realizar más estudios o enviarte al especialista. Comparte esta publicación para que tus amigos y familiares no sigan ignorando estas señales.

13 vistas0 comentarios