¿Circuncidar o no circuncidar? Esa es la cuestión.

Actualizado: 20 de jul de 2019


Circuncisión
La circuncisión es un procedimiento sencillo e indoloro

Si tienes dudas sobre la circuncisión, este post, te puede ayudar mucho.

  • No todos los niños necesitan la circuncisión.

  • Eventualmente el prepucio bajará y permitirá descubrir el pene.

  • El aseo se puede llevar a cabo de la misma manera en pacientes no circuncidados (en los que se descubra el glande) como en los circuncidados.

En las pláticas con amigos, familiares y pacientes, es común que se me haga esta pregunta, y a veces creo que le damos tantas vueltas al asunto que acabamos más confundidos que cuando empezamos.


Bueno, para empezar, la circuncisión es un procedimiento muy antiguo que se realiza en distintas condiciones (bajo anestesia o no, en quirófano o en un templo, etc. ) y por diferentes razones, médicas, estéticas y religiosas, y fuera de las religiosas, las cuales no abordaré por obvias razones, en cuanto a las estéticas y médicas es cuando llegamos al punto de no concluir y a veces confundir.


Las estéticas, porque difícilmente se va a llegar a la conclusión de que si el pene se ve mejor o no si está circuncidado, como urólogo he escuchado ambos lados y cada quien basa su opinion en sus experiencias.


En cuanto a lo médico es lo más complejo, porque aquí, sí se nos pide un consejo como profesional y como profesional tenemos que informar al paciente o al familiar que solicite la información lo más completo y simple que se pueda con la intención de que se tome una decisión adecuada.

​​

Hay preguntas que son fáciles de contestar: ¿se debe circuncidar a todos lo niños? no, por el momento no es un procedimiento que este 100% libre de complicaciones y tampoco sabemos si a la larga beneficiará al 100% de los pacientes, por lo que no recomendaría tajantemente realizarla a todos los niños.


Bueno entonces no debo de circuncidar a ninguno, pues tampoco, hay pacientes en los que la piel del prepucio, aún terminada la infancia, la adolescencia e incluso la etapa reproductiva, no se retrae por completo y pueden presentar en una o varías ocasiones, infecciones de la piel y tejidos del pene, balanitis (inflamación del glande), postitis (inflamación del prepucio) o la combinación de ambas, así como infecciones del tracto urinario, prostatitis y cistitis, las cuales se presentan menos veces en pacientes circuncidados.


¿Yo sé como urólogo a qué niños les va a dar problemas de adultos su prepucio? Francamente no, solo a los pacientes en los que la salida de la orina es puntiforme (un hoyito como hecho con un alfiler) o ya desde chiquitos tienen problemas de balanitis, muy posiblemente seguirán empeorando y en ellos sí recomiendo la circuncisión como tratamiento Para evitar complicaciones.


¿Y entonces, qué ventajas tiene? Pues si se realiza por ejemplo en la etapa neonatal, es decir de recién nacidos, disminuye las posibilidades de contraer cáncer de pene (una enfermedad de por sí poco común). Si se realiza más adelante, también se disminuyen las posibilidades de contagio de VIH (el virus causante del SIDA), las posibilidades de contagio de VPH (el papiloma, causante entre otros factores, de cáncer cervicouterino en la mujer y cáncer de pene en el hombre), y disminuye las posiblidades de infecciones de las vías urinarias. Es súper importante mencionar que las protecciones que confiere la circuncisión en ningún momento sustituyen el empleo de protección de barrera como lo es un preservativo (condón masculino y/o femenino) pero sí, se ha observado una tasa menor de contagio cuando comparamos hombres circuncidados contra los no circuncidados.

​​

¿Y por qué tanta gente e instituciones se oponen a la circuncisión? Pues sí, hay algunas complicaciones relacionadas con la circuncisión, por ejemplo que el meato (el hoyito por donde sale la orina del pene) se cierre a esto se le conoce como estrechez de meato, y está principalmente relacionada con la técnica (campanilla) -atención, no siempre sucede con la campanilla-, otra complicación es la psicológica, en la que se han reportado casos en los que se relacionan algunas alteraciones psicológicas en pacientes circuncidados como ansiedad, pesadillas y pánico a los proveedores de salud, muchas veces relacionado con los procedimientos hechos sin ningún tipo de anestesia más que la local. Y otras muchas instituciones que tienen también un trasfondo religioso.


Y finalmente la razón más frecuente, “no se la hacemos doctor, porque luego mi hijo me va a reclamar que porqué SÍ se la hice”. Esta es la razón que finalmente concluyen la mayoría de los familiares y también “sí doctor hágala, porque luego mi hijo me va a reclamar que porqué NO se la hice”. Aquí pues mi opinión sobra, porque eso es algo que definitivamente, ni tú ni yo podremos saber hasta que tu niño crezca.

Mis recomendaciones finales son:

  • La decisión que tomes como padre, siempre serán cuestionadas por otros padres y finalmente también por tus hijos, pero cualquiera que esta sea, siempre será pensando en su bienestar así que siéntete tranquilo(a).

  • Si piensas realizar la circuncisión infórmate que tipo de técnica empleará (campanilla, GOMCO, láser, “mano-libre) tú médico y que te informe el tipo de anestesia a usar (local, sedación, regional) y las complicaciones, ventajas y desventajas de cada uno.

  • Si ya hay una razón médica para realizar la circuncisión realízala según el tiempo que te sugiera tu médico y no atrases mucho esa fecha, puede haber más complicaciones.

  • En lo personal yo realizo la circuncisión a “mano libre” como se conoce en las técnicas quirúrgicas, y bajo anestesia local y sedación con muy buenos resultados.

Espero que esta información sea de ayuda para tomar esta importante decisión, si tienes alguna duda, escribe un comentario en este post, comparte esta entrada, a alguien más le será de mucha ayuda.

​​

51 vistas0 comentarios